Soñar cuesta muy poco...
Soñar cuesta muy poco...

DÍA 3 Roma(20 julio 2013)

Tras un buen desayuno cogimos el metro en dirección a nuestra primera parada del día, la Ciudad del Vaticano, el centro neurálgico de la Iglesia Católica.

La majestuosa Via della Concilliazione conduce hasta la Plaza de San Pedro, obra de Bernini, un espectacular espacio abierto rodeado por centenares de columnas y pilares y coronado por un enorme obelisco traído directamente desde Egipto. La plaza alberga la famosa Basílica de San Pedro, hogar de la Santa Sede, que debe su nombre al primer Papa de la historia, San Pedro, cuyo cuerpo fue enterrado en su interior. La entrada a la Basílica es gratuita, pero debéis ir con cuidado con los atuendos que lleváis, ya que existen restricciones en cuanto a prendas que no cubran lo suficiente superficies corporales como las piernas o los hombros, sobre todo en el caso de las mujeres.

Tras nuestra visita caminamos por las calles adyacentes al recinto, sin dirección fija, simplemente disfrutando de la ciudad. Un trozo de deliciosa pizza y un gelatto después, decidimos ir a visitar la Piazza del Popolo, una de las plazas más famosas de Roma, coronada también por un obelisco egipcio y rodeada de iglesias de gran relevancia en el ámbito turístico.

Bajando por la Via di Ripetta, una de las arterias radiales de la plaza, dimos con el Museo dell’Ara Pacis, un espectacular recinto que contiene el Altar Pacis Augustae, dedicado a la diosa romana Pax. La entrada cuesta 11,50 euros y es una visita muy recomendable por la belleza del lugar.

Un bus nos condujo a la siguiente parada del día, la Plaza de la República, una de las más bellas de la ciudad, que contiene la maravillosa Fuente de las Náyades. Aprovechamos la visita para entrar en la Basílica de Santa María de los Ángeles, la única iglesia renacentista de la capital y la más original por su fachada de aspecto semiderruido. El interior es realmente sorprendente, dado a sus espectaculares dimensiones y su rica decoración.

El día se acababa y decidimos cenar por la zona. Era nuestra última noche en Roma y nos tocaba preparar las maletas, así que con mucha pena nos retiramos a nuestro hotel.

 

 

 

Booking.com

Viajando en clase turista en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Viajando en clase turista. Contacto: info@viajandoenclaseturista.com Reservado el derecho de imagen, fotografías própias.