Soñar cuesta muy poco...
Soñar cuesta muy poco...

DÍA 3 PARÍS, 14 diciembre 2014

Era el día en el que nuestros compañeros de viaje, en su primera vez en París, habían escogido para visitar el Palacio de Versailles. Nosotros, que ya lo habíamos visitado meses antes, optamos por desmarcarnos y dedicar la mañana a visitar otra parte de la ciudad.

 

 

Gran arco de la Fraternidad.

Decidimos visitar el famoso barrio de La Défense, el más moderno de la capital y con un marcado carácter de negocios. Al oeste de la ciudad, este lugar concentra una gran cantidad de centros comerciales, tiendas, restaurantes y edificios impresionantes, que se concentran alrededor de una gran plaza, donde se llevan a cabo conciertos, actuaciones, ferias y mercados. Y precisamente ese era nuestro objetivo, el mercado navideño de La Défense, repleto de puestos de comida, decoración, souvenirs, etc. Nos recordó vagamente a nuestro viaje al sur-oeste de Alemania en las Navidades de 2012.

 

Una de las curiosidades de la zona es que, desde lo alto de las escalinatas que presiden el Gran Arco de la Fraternidad, uno de los edificios más imponentes, se divisa en la lejanía el Arco del Triunfo. Sin embargo, la espesa niebla que nos recibió nos impidió disfrutar de esa vista.

La Defense.
Panteon.

Después de comer nos volvimos a juntar con la familia para continuar el día juntos. Nuestra primera visita fue el Panteón de París, uno de los monumentos más antiguos de la ciudad y lugar en el que se encuentran las tumbas de varios personajes históricos como Voltaire, Rousseau o Victor Hugo.

 

 

Bajando la Rue des Carmes llegamos al interminable Boulevard Saint-Germain, que recorre de punta a punta el archiconocido Barrio Latino de París. Allí dedicamos unas horas a las compras de regalos y souvenirs.

 

La última parada del día fue la Plaza de la Concordia, coronada por el famoso obelisco de Lúxor, y flanqueada por su enorme noria. Allí había instalado un enorme mercado navideño, repleto de puestos de comida y artículos de decoración, donde nos perdimos por horas entre la multitud.

De camino al hotel aprovechamos para bordear el Sena de nuevo y tomar una serie de bonitas instantáneas de la Torre Eiffel, cuya cumbre estaba totalmente cubierta por la espesa niebla.

Aquí teneis algunas fotos de la visita que realizaron a Versalles los padres de Irene, su hermana Noelia y su pareja. 

Booking.com

Viajando en clase turista en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Viajando en clase turista. Contacto: info@viajandoenclaseturista.com Reservado el derecho de imagen, fotografías própias.