Soñar cuesta muy poco...
Soñar cuesta muy poco...

Hiroshima y Miyajima

DÍA 3 (5 octubre)

 

Aprovechamos que el jet-lag nos había abierto los ojos a las 5.30h de la mañana para ponernos en marcha pronto. Desayunamos e hicimos el check-out.

 

Nos dirigimos hacia la estación de Shin-Osaka para estrenar nuestra JR Pass, cogiendo un Shinkansen (tren bala) que nos llevó a Hiroshima.

Nuestro hotel era el Century 21 y estaba justo al lado de la estación. Por poner una pega del hotel, que era realmente espectacular, hay que decir que las habitaciones no tenían wifi, un gran fallo en Japón. Hicimos el check-in y nos dirigimos de nuevo a la estación para iniciar el camino que nos llevó a nuestra primera visita en la ciudad: la isla de Miyajima.

 

 

La línea JR Sanyo Line nos llevó hasta Miyajimaguchi, desde donde cogimos un ferry que tardó 30 minutos en dejarnos en Miyajima. La entrada a la isla es gratuita y el ferry, al tener la JR Pass, también salió por 0 yenes.

 

Una vez allí pudimos disfrutar de la que seguimos opinando que fue la mejor visita de todo nuestro viaje a tierras niponas.

 

El santuario de Itsukushima, patrimonio de la humanidad por la Unesco, es sencillamente espectacular. Visitamos y fotografiamos hasta la saciedad la Ootorii (puerta flotante), símbolo de la isla y una vía de acceso a la misma en la antigüedad; dimos de comer a los ciervos que por allí campan a sus anchas; paseamos por los locales de venta de productos típicos, y admiramos los templos Daigan-ji y Daisho-in, de entrada gratuita así como obligatoria.

Ya de vuelta en Hiroshima con la línea JR Sanyo Line, desde la estación cogimos el tranvía (muy parecido al que recorre la Diagonal de Barcelona) para ir a visitar el Parque de la Paz, recinto dedicado a las víctimas de la explosión de la Bomba Atómica. En él se encuentra la llamada Cúpula de la Bomba, antigua cámara de comercio de la ciudad, que fue el único edificio que quedó en pie tras la tragedia. Aprovechamos para entrar en el Museo de la Paz, un sobrecogedor lugar en el que se aprecia la magnitud de lo allí ocurrido hace unas décadas. Muy recomendable. La entrada cuesta 50 yenes (apenas 0,40€).

La visita nos llevó toda la tarde, por lo que cenamos algo ligero de camino al hotel y directos a la cama a recuperar fuerzas.
Booking.com

Viajando en clase turista en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Viajando en clase turista. Contacto: info@viajandoenclaseturista.com Reservado el derecho de imagen, fotografías própias.