Soñar cuesta muy poco...
Soñar cuesta muy poco...

Ruta de Los Ángeles a Santa Maria

Día 4 (15 octubre)

La noche no fue la más apacible de nuestra vida. Escogimos el Super 8 Los Ángeles por su situación, pero precisamente eso (y también la limpieza) fueron sus principales hándicaps. Su proximidad al aeropuerto hizo que estuviéramos escuchando aviones aterrizar y despegar cada minuto, desde que llegamos y hasta, más o menos, las 2 de la mañana, retomando el ajetreo aéreo a eso de las 6. Este hecho, unido a que el hotel no era precisamente un ejemplo de limpieza y pulcritud, hicieron que nuestra estancia no fuera del todo cómoda.

 

Sin embargo habíamos cumplido el cometido, estábamos a apenas 100 metros de las instalaciones de Avis, compañía con la que habíamos reservado el coche, así que nos levantamos muy pronto, hicimos el check-out y nos fuimos a recoger nuestro flamante Ford Mustang descapotable, una máquina increíble, precioso por fuera y muy acogedor en su interior.

La adaptación al cambio automático y a la conducción en USA fue muy rápida, y gracias al GPS no tuvimos problemas en ningún momento. Una vez comprobado todo y con las maletas cargadas en el maletero, iniciamos el camino, en dirección Santa Mónica, para recorrer toda la costa por la Ruta 1, haciendo nuestra primera parada en la lujosa zona de Malibú, donde abundan las mansiones lujosas y los campos de golf.

La experiencia de conducir al lado del océano era increíble y el clima nos estaba acompañando, por lo que todo era perfecto. En nuestro camino teníamos programada una parada que, en principio, satisfaría nuestro insaciable apetito consumista. Nos desviamos de la Ruta 1 una vez pasadas las Santa Mónica Mountains y nos dirigimos a los Camarillo Premium Outlets, un conglomerado de tiendas de marca que ofrecen precios muy rebajados: Nike, Ralph Lauren, Michael Kors, Adidas, Converse, Tommy Hilfiger, etc etc. Todo infinitamente más barato que en España. Había que aprovechar!

 

Tras unas horitas de compras y con el maletero lleno de bolsas, retomamos el camino por la Highway 101 pasando por Ventura hasta llegar a Santa Bárbara, nuestra siguiente parada.

Santa Bárbara es una ciudad (por cierto, hermanada con Palma de Mallorca, de donde somos originarios) con un marcado estilo colonial español: casas bajas, avenidas anchas con palmeras y mucho color. Su paseo marítimo es enorme y lo corona un Pier algo menos concurrido que el de Santa Mónica pero muy similar. El interior se organiza a lado y lado de la calle State, eje principal de la ciudad y foco principal de tiendas de todo tipo: antiques, moda, restauración, joyería… Los precios no son los más asequibles que encontramos en nuestro viaje, cabe recordar que el lugar es muy turístico, pero sí es cierto que es imposible no comprar nada. Allí anduvimos hasta bien entrada la noche.

 

El plan inicial era pasar la noche allí, pero meses antes del viaje creímos adecuado cambiar de ubicación, puesto que los precios de alojamiento en Santa Bárbara son muy elevados y queríamos recortar algo la ruta del día siguiente. Así que agarramos de nuevo el coche y en plena noche atravesamos las montañas de Santa Ynez para, tras una hora y media de camino entre la niebla y una ligera lluvia, llegamos al pueblo de Santa María, donde nos alojaríamos en el Hotel Best Western Plus Big America, un establecimiento de 4 estrellas muy cómodo y bien situado, perfecto para llegar en coche ya que tiene enorme aparcamiento. Las habitaciones son espaciosas y limpias. Una buena elección.

Booking.com

Viajando en clase turista en redes sociales :

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Viajando en clase turista. Contacto: info@viajandoenclaseturista.com Reservado el derecho de imagen, fotografías própias.